Inicio Politica ¿Por qué a Bosch lo llamaban Profesor?

¿Por qué a Bosch lo llamaban Profesor?

0
Compartir

boschAl llegar de Cuba tras la muerte de Trujillo en octubre de 1961, le habían sugerido a Juan Bosch que debía tener un título. Un título es algo muy usado en nuestra sociedad, donde se dice el ingeniero, el licenciado, el doctor, etc. Juan Bosch terminó siendo llamado el Profesor.

La realidad es que Bosch tiene la autoridad de profesor y maestro. Bosch entendía que para ser un político apto era necesario estudiar la sociedad dominicana, su comportamiento, y los procesos históricos.

Bosch, entendió que la base de su organización política debía ser distinta y no solo depender en la logística organizativa, que puede movilizar a miles de personas de manera eficaz. Bosch veía más allá. La parte organizativa y la creación de un refinado aparato organizativo que es la envidia de las demás organizaciones políticas en República Dominicana.

Trató la problemática social dominicana desde una perspectiva con la que podía alcanzar a un niño de trece años con uno de sus cuentos o a un doctor de cincuenta años con uno de sus tratados sobre República Dominicana, tal como Composición social dominicana.

Otro gran líder dominicano de la segunda mitad del siglo XX, fue el Dr. José Francisco Peña Gómez. Peña logra su liderazgo sobre la capacidad logística y el alcance nacional de la estructura del PRD. Junto a su carisma, el Dr. Peña Gómez llega a ser un “gran conductor de masas”.

El Dr. Balaguer, primero transforma su organización política en un medio de reciclaje para el poderoso sector trujillista, y luego la transforma en una organización de clientelismo dual, dando funditas de comida, sobres a los pobres y favoreciendo a otros sectores allegados a él, o a su círculo, creando lealtades centradas en su persona y designios. El Dr. Balaguer fue enterrado con el partido del gallo colorao, sus poderes y con la vocería de sus multitudes.

Ni el Dr. Balaguer, ni el Dr. Peña Gómez le explicaron nada a la sociedad dominicana. Ninguno de ellos compuso un cuerpo de ideas respecto a República Dominicana. Ninguno de los dos líderes fue más allá de la logística organizativa y de la capacidad de movilización de masas. Ninguno fue más allá de la capacidad de producir una idea o una visión en su forma de conducir sus partidos.

Esto marca una enorme diferencia con los métodos de Juan Bosch. Lo que era un todo en la obra de Balaguer y Peña Gómez, era solo un aspecto secundario en la metodología del profesor Bosch. El Profesor, apostó por la formación de los miembros del Partido; una formación sistemática en círculos de estudio.

Un gran aspecto diferenciador de Bosch en su enseñanza, es que no habla del qué, sino que habla del porqué, de lo que veía en República Dominicana. Esto da al profesor Bosch toda la calidad de maestro. Aristóteles decía que los que explican las causas de cada cosa son los que verdaderamente enseñan.

Para Juan Bosch no fue indispensable un título universitario, porque aun hoy y a diferencia de muchos que tienen títulos de universidades locales y extranjeras, Bosch sigue explicando las causas y el porqué, mientras otros hablan solamente del qué, sin nunca decirnos nada del porqué.

Bosch es y será, por muchas generaciones más, el auténtico maestro de la política dominicana.

Deja un comentario